ARCHIVADO EN:

Turismo de Barcelona condena enérgicamente los botellones y los incidentes ocurridos este fin de semana en la ciudad, coincidiento con las fiestas de la Mercè. Por boca de su presidente, Eduard Torres, la entidad ha pedido la constitución de una mesa con la presencia de administraciones y empresarios para buscar soluciones al problema.

Para Torres las imágenes del vandalismo de los últimos días son "inaceptables" y tienen que hacer pensar a la sociedad "en nuestros valores democráticos, nuestro relato de ciudad y nuestro modelo de convivencia". Más allá de la proyección que den en el exterior las imágenes de estos incidentes, Torres considera que los barceloneses no se identifican ni se sienten orgullosos de esta situación.

Por ello, ha pedido a las administraciones que pongan "soluciones ya". Entre sus propuestas, la constitución de una mesa para tomar decisiones y acabar con esta situación. "Barcelona ha de preservar su relato de ciudad como ciudad abierta, cívica de convivencia y de valores democráticos", ha asegurado Torres, que cree que todo el mundo tiene que alinearse para proyectar una imagen de democracia y civismo, ya que ésta es la "mejor garantía" para conseguir concepto como "la seguridad y el respeto".

DÍA MUNDIAL DEL TURISMO

El sector ha conmemorado este lunes el Día Mundial del Turismo en un acto en plaza Catalunya con el objetivo de remarcar el carácter de acogida y hospitalidad de la ciudad y dar la bienvenida a los visitantes, a la vez que trasladar un mensaje de convivencia y civismo.

Durante el acto, Torres ha destacado la importancia del turismo que ha puesto de manifiesto la pandemia y ha asegurado que desde la entidad se trabaja por un modelo de calidad y respetuoso con el entorno. Además, ha dicho que hay que aprovechar este momento excepcional que vivimos como "punto de inflexión" para dar un salto cualitativo y cuidar un poco más "la relación turista-visitante".

"RELACIÓN HOSTIL"

La directora de Turismo de Barcelona, Marian Muro, ha asegurado que la acción llevada a cabo este lunes se enmarca en el "reencuentro" entre los visitantes y la ciudad, "que durante los últimos años ha sido una relación un poco hostil", para transmitir el mensaje de acogida y de hospitalidad "pero también de respeto".

"Creemos que ahora, después de la pandemia y de la crisis que ha comportado, es el momento de dar un doble mensaje alrededor del carácter hospitalario de la ciudad", ha dicho Muro, que ha destacado el comportamiento cívico que siempre ha caracterizado a Barcelona.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.