Las asociaciones vecinales de los barrios del entorno de la plaza de las Glòries han reclamado al Ayuntamiento de Barcelona consensuar proyectos, aprobarlos y empezar las obras de los equipamientos y las viviendas públicas previstos en este ámbito antes de que acabe el mandato. Hace unos días, el consistorio presentó una reordenación urbanística de la zona y anunció la apertura al tráfico de los túneles para el próximo otoño.

Las asociaciones vecinales del Poblenou, Fort Pienc, Sagrada Família y Clot-Camp de l'Arpa, han manifestado su malestar por la aprobación del Plan de Mejora Urbana (PMU), que ordena 50.000 metros cuadrados de techo edificable del ámbito de la plaza de Glòries, el pasado jueves en la comisión de gobierno sin tener en cuenta su opinión. En un documento titulado Llums i ombres en el projecte de transformació de les Glòries, denuncian la escasa participación desde hace dos años. "Se ha ido a peor y ahora, con la pandemia, se ha llegado a niveles inaceptables".  

El vocal de urbanismo de la Asociación de Vecinos de Clot-Camp de l'Arpa, Miquel Catasús, ha lamentado que las entidades conocieron los principales aspectos del plan dos días antes de su aprobación por parte del Gobierno municipal. "Lo encontramos inaceptable, y más teniendo en cuanta que las asociaciones de vecinos habíamos presentado en julio un documento al respecto, con propuestas constructivas, que no se han contestado durante todos estos meses", ha afirmado.

Además, en rueda de prensa, las asociaciones de vecinos han denunciado el retraso en la construcción de los 15 equipamientos de barrio previstos en el llamado Compromís per Glòries, que firmaron en 2007 el Ayuntamiento y las entidades vecinales, y han criticado que en los planes de actuación e inversión del mandato 2020-2023 no constan ni inversiones ni compromisos concretos que garanticen que los más urgentes y viables se hagan en este mandato. Según las entidades vecinales, solo hay acabados tres o cuatro de los equipamientos acordados.

FALTA DE CONSENSO

En concreto, han reclamado consensuar las modificaciones necesarias y los proyectos de los equipamientos del entorno de la Farinera, el de la fábrica del Sucre, del polideportivo Poblenou-Fort Pienc, del CAP del Fort Pienc y del equipamiento residencial para personas mayores que debe ir encima. También reclaman consensuar y aprobar un proyecto para la finca Sòcol/Ona, que incluya vivienda pública de alquiler y dotacional de gestión pública.

Según las entidades, el ayuntamiento quiere rebajar el porcentaje de pisos de vivienda pública de alquiler de gestión directa previsto en el Compromís de Glòries, del 80% al 53%, lo que rechazan. Los vecinos dicen que de los 1.500 pisos previstos en todo el ámbito de Glòries se han hecho centenares de venta, "pero todavía no hay ninguno de alquiler público de gestión directa, que son los que se necesitan". Las entidades creen que se pueden construir entre 600 o 700 viviendas de alquiler público.  

REUNIÓN URGENTE CON SANZ

En su opinión, el PMU aprobado mejora temas como las alturas o la ubicación de la escuela Gaia pero deja sin una nueva ubicación el Centro Integral de Formación Profesional, que tenía que ir e la fábrica de paraguas, en la calle de Dos de Maig, donde ahora está previsto construir un instituto.

Para acabar con esta situación, las entidades han anunciado que pedirán una reunión urgente con la segunda teniente de alcaldía de Urbanismo, Janet Sanz, para debatir bien, en igualdad de condiciones, de la posible inclusión de los anteriores puntos en los planes urbanísticos de este mandato.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.