ARCHIVADO EN:

Ghislain D'Auvingy, director general de Pierre&Vacances Spain, Federico Holzmann, director de Expansión corporativa y gestión de patrimonio de Catalonia Hotels, Isaas Mestre, director general de los hoteles Miramar Barcelona y Gran Hotel La Florida, y Enrique Escofet, managing director del Hotel Crowne Plaza Barcelona, se han dado cita este martes en la capital catalana para tratar las tendencias hoteleras de renovación a nivel europeo.

Los ponientes han coincidido en la necesidad hotelera a nivel europeo de implantar nuevos avances tecnológicos que no tan solo signifiquen un mayor confort para los huéspedes, sino que también faciliten una gestión hotelera de mayor eficiencia.

VIABILIDAD

Enrique Escofet ha destacado la importancia de la tecnología para poder diferenciarse. Pese a esto, ha defendido la practicidad y la sustentabilidad económica de las medidas tecnológicas que vayan a implantarse: “la inversión tiene que tener un retorno, hay que buscar tecnologías prácticas y económicamente viables”.

D'Auvigny, por su parte, ha explicado que “no es fácil invertir en tecnología porque cada dos años se producen grandes cambios”, pero ha defendido el modelo del hotel robotizado como apuesta de futuro a nivel barcelonés y europeo, fijándose en otros modelos internacionales: “me gustan mucho las pruebas que hace Japón, donde hay hoteles sin personal”.

PRUEBAS PILOTO

Entre las pruebas ya realizadas al respecto en Barcelona, el máximo responsable del Hotel Crowne Plaza ha destacado unas pruebas en habitaciones mediante las cuales los huéspedes pueden modificar la función de las cortinas de su habitación, convirtiéndolas en pantallas donde proyectar contenidos procedentes de la televisión o de sus propios dispositivos móviles.

La implantación de el asistente 'Alexa' en algunas habitaciones de hoteles europeos, es otra de las innovaciones que son evaluadas. Pese a esto, todos los directores hoteleros presentes en el debate han coincidido en la necesidad de contratar una red wifi potente en sus establecimientos porque los clientes valoran muy positivamente la utilización de su propia tecnología durante su alojamiento.