En 2016, los asistentes al Mobile World Congress (MWC), se sorprendieron de que Uber no operaba en la ciudad y este año les volverá a ocurrir lo mismo, algo que desde la organización del evento se ha pedido que se solucione, como ha ocurrido en el resto del mundo.

Durante la presentación del Mobile World Congress, el consejero delegado de la compañía que organiza el evento -GSMA-, John Hoffman, ha pedido una solución que permita  "la convivencia pacífica" entre las VTC y los taxis. 

DISRUPCIÓN DIGITAL

Hoffman ha señalado que "como usuario del taxi en Barcelona y de la VTC en todo el mundo tengo dos chaquetas", por lo que no se ha querido mojar en exceso, pero sí que ha defendido que "la disrupción digital afecta ya a todo el mundo".

El máximo dirigente del Mobile ha reconocido que se trata de un problema "muy complicado", pero que ya existen precedentes en otras ciudades de soluciones que permitan a los dos sistemas cohabitar. "Hay que encontrar manera de que coexistan el transporte público y el privado", ha añadido.

SALIDA DE LAS VTC

Eso, por de pronto, no será posible, pues el 'decretazo' de la Generalitat obligará desde este viernes a las VTC a ofrecer sus servicios con una precontratación de 15 minutos, que los Ayuntamientos podrán ampliar hasta la hora, como ya ha anunciado que hará el consistorio de Barcelona. Esto provocará, según han avisado, la salida de Uber y Cabify de la ciudad.

Los conductores de los vehículos de transporte con conductor (VTC) han protagonizado protestas en los últimos días por Barcelona y se espera que vuelvan a manifestarse el viernes que entra en vigor el nuevo decreto de la Generalitat.