No era tan descabellada la idea de J.K. Rowling cuando escribía sobre la Nimbus 2000, la escoba voladora con la que Harry Potter se desplazaba por el mundo mágico. La marca japonesa Toyota ha presentado una escoba eléctrica que circula sola. 

La firma ha sorprendido en el salón del automóvil de Tokio con este invento pensado para las personas que se desplazan con patines. E-Broom, nombre que le han dado a la escoba eléctrica, incorpora un gato, y va equipada con una rueda y un motor que puede llegar hasta los 30 kilómetros por hora. Además, cuenta con 20 kilómetros de autonomía. 

INTELIGENCIA Y DIVERSIÓN

La marca nipona, presidida por Akio Toyoda, pretende que la innovación sirva para el transporte de personas y asegura que trabajan para la automatización inteligente y la inmediatez: "Creemos que es importante pasárselo bien, por eso le damos mucha importancia al concepto de conducir para disfrutar".