La semana del Mobile World Congress (MWC), que empieza este lunes y se alargará hasta el jueves, está marcada en rojo por todos los gremios de Barcelona. Son cuatro días en los que la ciudad deja de respirar para dar alojamiento, comida y diversión a las más de 100.000 personas que asisten al congreso. A cambio, el MWC deja unos 465 millones de euros gracias al elevado poder adquisitivo de los congresistas.

El mayor congreso de telefonía del mundo sirve como escaparate para las grandes marcas, que siempre guardan algunas de sus mejores novedades del año para presentarlas en Barcelona. Pero también es un negocio del que se benefician hoteles, restaurantes, taxistas y locales de ocio nocturno.

Las cifras que maneja el MWC son mareantes. GSMA, la asociación que agrupa la industria móvil mundial, tiene confirmados a más de 2.200 expositores y a más de 160 delegaciones institucionales. Desde la primera edición del congreso, en 2006, el impacto económico estimado es de casi 4.000 millones de euros y 101.000 empleos (temporales, eso sí).

Los hoteles de Barcelona están prácticamente llenos, con una ocupación del 97% sobre una oferta de más de 35.000 habitaciones. La plataforma de alquiler Airbnb ha anunciado que tiene reservas de alojamiento para 40.000 personas, un 25% que el año pasado, que dejarán 26 millones de euros en la ciudad. Los restaurantes y locales de ocio también prevén hacer buen negocio y estiman que facturarán más de 116 millones.

LA COMIDA, PROTAGONISTA

Entre ponencia y ponencia, los congresistas podrán disfrutar de una variada oferta gastronómica en los 68 puntos distribuidos por el recinto de la Fira en Gran Via. Se calcula que durante el congreso se consumirán 45 toneladas de comida y se tomarán 50.000 cafés, 35.000 bocadillos y 28.000 piezas de bollería. Todo servido por alrededor de 2.900 personas, informa EFE.

La oferta culinaria será variada e internacional. Comida italiana, china, japonesa, libanesa o hindú, pero también halal y kósher. Esta edición presenta novedades como un restaurante indio Tandoor, otro de cocina mediterránea y hasta un showcooking japonés. Para no dejar nada sin atar, GSMA ha llegado a un acuerdo con Nutrició Sense Fronteres para aprovechar la comida sobrante y distribuirla en comedores sociales.

Y ADEMÁS, TECNOLOGÍA

La presente edición del Mobile World Congress también traerá muchas novedades en el sector de la telefonía móvil. Móviles con pantallas que ocupan todo el frontal, cámaras duales y sistemas de reconocimiento del iris serán algunas de las tendencias que se verán durante el congreso. Huawei, Lenovo-Motorola, LG, Nokia, HTC o Sony presentarán sus móviles insignia.

Los expertos, que llevan meses especulando sobre lo que se podrá ver en el MWC, también esperan ver pantallas con resolución 4K, el uso de materiales nuevos como la cerámica (que es muy caro, pero resistente a las ralladas) o el cristal y la expansión de la realidad virtual y el contenido en 360 grados.

Otro de los grandes temas será el despliegue de la tecnología 5G, que ya fue ampliamente debatido en mesas redondas y ponencias del Mobile del año pasado. Sin embargo, los elevados costes y la relativa novedad del 4G hacen que el sector no se plantee su despliegue definitivo hasta más allá de 2020.

La gran cantidad de novedades que se presentarán en el MWC también tiene un efecto secundario curioso relacionado con los conflictos de intereses entre empresas. Los juzgados mercantiles de Barcelona pondrán en marcha un protocolo especial para dar prioridad a la aprobación de medidas urgentes o cautelares para patentes y diseños industriales.