ARCHIVADO EN:

Si hace dos años el protagonista fue Lewis Hamilton, esta vez le ha tocado a Fernando Alonso explicar cómo y por qué la Fórmula Uno es consustancial a las nuevas tecnologías aplicadas a la automoción. El piloto asturiano ha sido la 'estrella' invitada en la presente edición del Mobile World Congress, justo el día en que la nieve ha visitado, por primera vez en trece ediciones, el mayor evento mundial de la telefonía móvil.

Alonso, que se encuentra participando en los tests de pretemporada en el circuito de Montmeló, ha comparecido en el stand en el que se muestra una réplica del coche que conducirá este año en el Mundial de F-1. El doble campeón espera que, tras años de frustraciones, este sea el de la confirmación de que la escudería británica volverá a estar arriba y a presentar su candidatura para aspirar al título. Para ello, se ha dotado de las últimas tecnologías desarrolladas para ser aplicadas en el exigente campeonato de F-1, que es donde se prueba lo que después acabaremos teniendo en nuestros utilitarios.

“Los monoplazas son un auténtico laboratorio automovilístico. Utilizamos una cantidad de datos inimaginables”, ha dicho Alonso. “Cuando la gente mira la televisión y ve coches de F-1 en la pista, no saben lo que se esconde detrás de ellos. Cada vehículo hace tantas cosas en un solo segundo que ni se lo pueden imaginar”. En este sentido, y respecto a la aplicación del 5G, el piloto ha comentado que “es bienvenido cualquier elemento que ayude a transmitir la información de la forma más rápida posible" . Para luego añadir, en plan jocoso, que “yo ya llevo 17 años en 5G...".

Aficionado como es a los deportes electrónicos (eSports), Alonso ha dado a conocer el grupo de jóvenes que se ha ganado el derecho a competir con los colores de su escudería virtual (FA Racing G2 Logitech G) para la próxima temporada. El piloto de McLaren está encantado con su equipo avatar, al que sí ve campeón del mundo: “Son el futuro, y no sabemos adónde van a llegar. ¡Van mucho más rápido que yo!”.

DEPRISA, DEPRISA

Alonso ha actuado en la sesión dedicada al automóvil conectado, titulada 'La cuarta revolución industrial', en la que le han acompañado Zak Brown, director ejecutivo de McLaren Technology Group, y Sue Siegel y Glenn Lurie, CEO  de GE y Synchronoss, respectivamente. En ella, el campeón español ha pasado balance a la evolución tecnológica que ha experimentado su deporte desde que, hace ya casi dos décadas, aterrizó en el gran circo de la F-1.

Alonso ha 'premiado' a los jóvenes que llevarán su equipo virtual de F-1 en el Mundial de eSports / EFE
Alonso ha 'premiado' a los jóvenes que conducirán su McLaren en el Mundial virtual de eSports  / EFE

“De la misma manera que el mundo está cambiando deprisa debido a las nuevas tecnologías, la F-1 esta en la cresta de la ola de ese cambio. Tiene recursos ilimitados a su alcance que, más tarde, se trasladan a la industria automovilística”, ha dicho Alonso. “La tecnología es una parte integral de la Fórmula Uno. Antes de cada carrera, nuestros ingenieros hacen hasta 20.000 simulaciones, y todo ello se puede lograr gracias a los millones de datos que acumulan los ordenadores de a bordo”.

Irónicamente, Alonso, que a sus 36 años ha vivido en persona la evolución de la F-1 en los últimos tiempos, ha bromeado sobre que “el problema es que a veces los técnicos sólo ven la pantalla del ordenador... y cuando me llaman por radio, a veces no nos ponemos de acuerdo entre lo que ellos me indican y lo que yo siento en el volante”.

Respecto a las posibilidades de su nuevo McLaren (el MCL33) para el próximo Mundial -comienza el 25 de marzo, con el GP de Australia en el circuito de Albert Park-, Alonso se ha mostrado “optimista” y convencido de que este va a ser, al fin, un gran año para la escudería. “Estamos trabajando de manera increíble y, aunque aún debemos probar muchas cosas, estoy contento y esperanzado con la nueva temporada".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.