ARCHIVADO EN:

Los pasajeros de un autobús de TMB que cubría la línea 27 se han llevado un buen susto en la tarde de este martes. El conductor del vehículo ha hallado, para sorpresa de todos los presentes, una pistola depositada sobre uno de los asientos.

Después de que el chófer localizara el arma de fuego, ha detenido el vehículo y ha informado a los pasajeros del motivo por el que se ha interrumpido el servicio, tras lo que se ha generado un estado de psicosis entre los viajeros, que han salido del autobús a la carrera.

La pistola ha sido encontrada cuando el autobús, cuyo servicio comprende el tramo entre la estación de Sants y Roquetes, estaba circulando por la confluencia entre el paseo de la Vall d'Hebrón y la calle de Natzaret.

LOS MOSSOS LO INVESTIGAN

Un agente de los Mossos d'Esquadra ha acudido al vehículo tras la llamada del conductor. Tras una primera inspección ocular, el agente ha pensado que la pistola podía ser auténtica, por lo que se la ha llevado para hacer las comprobaciones oportunas que determinen si el arma es real o falsa.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.