Todos los vuelos entre Barcelona e Italia se han suspendido entre los días 11 y 25 de marzo. Ésta es una de las medidas que ha tomado este martes el Consejo de Ministros para contener la expansión del coronavirus. La decisión afecta a todos los aeropuertos españoles.

Previamente, la compañía Ryanair ya había anunciado la cancelación de todos sus vuelos internacionales a Italia, así como también los vuelos domésticos. Los pasajeros afectados pueden pedir el reembolso del dinero o hacer un cambio para otro vuelo durante los próximos 12 meses.

La suspensión de los vuelos al país transalpino entrará en vigor la próxima medianoche y afecta a todas las compañías, entre ellas Iberia y Vueling, que opera un importantes número de vuelos desde el aeropuerto de Barcelona. 

La medida publicada en el Boletín Oficial del Estado también afecta a los vuelos procedentes de Italia. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.