ENAIRE –gestor de la navegación aérea en España y el Sahara Occidental– ha suspendido los despegues con destinos a los aeropuertos de Barcelona y Palma de Mallorca por seguridad ante la afección de la DANA –depresión aislada en niveles altos– o gota fría en los aeródromos del este peninsular.

En este sentido, el gestor de navegación ha señalado que solo admiten tráfico aéreo que ya está en vuelo en dichos aeropuertos.

REGULACIÓN DE VUELOS

Enaire está regulando también las llegadas a los aeródromos de Adolfo Suárez Madrid-Barajas y el Aeropuerto de Barcelona ante la previsión de desplazamiento de la tormenta hacia Madrid y que se produzcan también tormentas hacia el sureste de la Comunidad de Madrid.

Esta medida interpuesta por el gestor permitirá también aceptar tráfico desviado desde los aeropuertos del este peninsular y Baleares afectados por la gota fría. Enaire está en coordinación continuada con Aena –gestor aeroportuario–, compañías y Eurocontrol para priorizar la seguridad en las operaciones.