Montaje con imágenes de la calle de Rocafort de ahora y cuando sea un eje verde / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Montaje con imágenes de la calle de Rocafort de ahora y cuando sea un eje verde / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Colau desafía a Foment y empezará las obras de la cara 'superilla' del Eixample en junio

El proyecto, criticado por empresarios y el RACC, tiene un presupuesto de 52,7 millones de euros

Guardar
Jordi Subirana
Periodista de Metrópoli Abierta
Actualizado: 17/02/2022 19:45 h.

El Ayuntamiento de Barcelona ya tiene listos los cuatro proyectos ejecutivos para convertir las calles de Consell de Cent, Girona, Rocafort y Comte de Borrell en los primeros ejes verdes de la superilla Barcelona, el proyecto de pacificación que los comunes quieren desarrollar en el Eixample, con el objetivo de que en ocho años una de cada tres calles del distrito sea un eje verde. También están listos los proyectos de transformación en cuatro grandes plazas de las esquinas de la calle de Consell de Cent con Rocafort, Comte de Borrell, Enric Granados y Girona. Las obras empezarán en junio. La noticia ya se dio hace unos meses. Y este jueves, la alcaldesa Ada Colau y la teniente de alcaldía de Ecología Urbana y Urbanismo Janet Sanz lo han recordado en la presentación de los citados proyectos.

Hace unos días Foment del Treball, la patronal catalana, pidió a Colau paralizar la puesta en marcha de la superilla porque en su opinión se pueden perder 25.000 puestos de trabajo y un 20% de la facturación del comercio y de la restauración, unos 3.500 millones de euros. A principios de diciembre, el RACC ya atizó a Colau por la implantación de la superilla Barcelona. Según el presidente del RACC, Josep Mateu, la pacificación que los comunes quieren implantar en el Eixample tendrá un efecto negativo sobre el tráfico y generará más "ruido y contaminación" en otros puntos de la ciudad. La puesta en marcha del proyecto es un desafío en toda regla a Foment del Treball y el tiempo dirá si pone en riesgo la movilidad de Barcelona.

APROBACIÓN ESTE FEBRERO

Según el consistorio, las propuestas pasarán primero por la comisión de gobierno (para que sean aprobadas) y se licitarán en los próximos días (este febrero) para empezar las obras antes del verano. La presentación de Colau se ha hecho media hora después de que John Hoffman, el presidente de GSMA, diera cuenta de las novedadades del Mobile de 2022 y a cuyo acto la primera edil de la ciudad no ha acudido a pesar de tratarse del congreso más importante que acoge Barcelona.

La calle de Girona convertida en un eje verde de la 'superilla' / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
La calle de Girona convertida en un eje verde de la 'superilla' / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

En las calles afectadas por la superilla, solo se permitirá circular a 10 km por hora y, fundamentalmente, será para vecinos y vehículos de emergencias. Los peatones tendrán preferencia, y los vehículos privados -coches y motos, especifica el Ayuntamiento- tendrán que girar obligatoriamente en cada esquina sin poder entrar en el siguiente tramo del eje. 

MÁS ATASCOS

Según un informe del RACC, las colas de vehículos aumentarán de forma importante en el Eixample, la zona sobre la que bascula la movilidad del centro de la ciudad. Cuando la superilla estará acabada totalmente, dentro de ocho años, los atascos pueden subir hasta un 55%. En hora punta, el club del automóvil calcula que puede llegar a haber hasta 22,7 kilómetros de colas (ahora son 14,6). El próximo año, cuando esté acabada la primera fase de la superilla, el RACC prevé un aumento de los atascos de un 26%.

En opinión del RACC, el Eixample tendrá puntos negros en los que la afectación al tráfico será mayor. Una de las zonas con más problemas será la calle del Comte d'Urgell, especialmente a la altura de la avenida de Sarrià, con un 60% más de circulación. La Gran Via tampoco se librará de los efectos negativos de la superilla de Colau, con una subida del 53%. Y en Consell de Cent, una de las vías que se pacificará el próximo año, el incremento de colas será del 56%.

TRANSFORMACIÓN NECESARIA PARA COMBATIR LA CONTAMINACIÓN

Según Colau se impulsa "un nuevo modelo de ciudad" para que los vecinos ganen en calidad de vida. Para la alcaldesa, se trata de una propuesta "muy ambiciosa" que no es nueva y que "responde a las necesidades del presente y del futuro" de las ciudades en una situación de alta contaminación y de emergencia climática. "No podíamos esperar más. El Eixample es la zona con más tráfico de la ciudad, más que en las rondas. Es una transformación definitiva". En respuesta a Foment y al RACC, Colau ha dicho que no tengan miedo y que se sumen a la transformación, que "tienen la mano tendida", pero la transformación no se puede detener para reducir la contaminación, que haya más verde en la ciudad y ganar calidad de vida para las personas.    

Sanz ha añadido que en el Eixample residen 250.000 personas."Hay mucha gente viviendo y es uno de los espacios de la ciudad con más coches. Cada día pasan 350.000 coches. Interviniendo en el Eixample mejorará toda la ciudad". Para la edil, la movilidad en coche estará garantizada, pero tiene que ser la indispensable. Tanto Colau como Sanz han insistido en la necesidad de potenciar el transporte público, mejorando Rodalies de una vez por todas y completando las líneas de metro pendientes, como la L9.

ELECCIONES EN 2023

La intención del Ayuntamiento es que las obras estén terminadas el primer trimestre de 2023. En mayo del próximo año hay elecciones municipales. Los trabajos contarán con un presupuesto de 52,7 millones, de los que 48,2 serán para los ejes y 4,5 para las plazas. El objetivo es ganar 58.000 metros cuadrados de espacio público. Esta transformación del Eixample, y si las elecciones de mayo del próximo año no lo impide, continuará en los próximos años.

Futura plaza en la calle de Rocafort del Eixample / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Futura plaza en la calle de Rocafort del Eixample / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

33 KM DE EJES VERDES EN 2030 

El Ayuntamiento ha fijado 2030 como fecha para la creación de 21 ejes verdes (33 km) y 21 plazas que generarán 33,4 hectáreas de espacio para peatones y 6,6 de verde urbano. Una de cada tres calles del distrito será un eje verde con la idea de que cada vecino tenga uno de estos ejes o plazas a 200 metros de casa.

El nuevo modelo de calle será único para todas las transformaciones que se harán en la ciudad en lo que se refiere a los usos, movilidad, verde, accesibilidad, pavimento, mobiliario y alumbrado. La idea es que las calles sean 100 por 100 accesibles. Además, en los cruces de los primeros cuatro ejes verdes con cada calle se habilitarán 31 pequeñas plazas de 1.450 metros cuadrados cada una divididas en dos ámbitos distintos a cada lado de los cruces.

MÁS MOBILIARIO URBANO Y CAMBIO DE PAVIMENTO

El proyecto de superilla Barcelona prevé la incorporación de más mobiliario urbano: bancos, fuentes, zonas de juegos, mesas..., que sumarán 1.000 elementos nuevos. El verde también ganará espacio en el Eixample y multiplicará su presencia por 12, con más de 400 árboles nuevos, de 54 especies distintas. Está previsto eliminar el asfalto y se creará una plataforma única con panot y granito. El panot se colocará cerca de las fachadas y en los cruces y el granito en las zonas centrales.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.