Una joven de Barcelona de 26 años fue violada en la noche del sábado al domingo en las cercanías del aeropuerto de Múnich (sur de Alemania), ha informado hoy la policía alemana. Según ha explicado a Efe un portavoz de la policía del Norte de Oberbayern, la joven -nacida en Barcelona- fue asaltada por la espalda por un desconocido entre las doce de la noche y las dos de la mañana. En ese momento la chica regresaba a su domicilio en la pequeña localidad de Hallbergmoos, después de acudir a una fiesta con varios compañeros de trabajo.

No obstante, la joven no fue descubierta con claros síntomas de hipotermia hasta las seis de la mañana. Fue un hombre que practicaba "jogging" quien la encontró en una pequeña colina para visitantes desde la que se puede contemplar la pista de despegue.  La barcelonesa le pidió ayuda y el hombre alertó inmediatamente a los servicios de emergencia, que la trasladaron de urgencia a un centro médico cercano, donde fue atendida.

ACOSADA EN UNA FIESTA

Las fuerzas de seguridad, que han iniciado de oficio una investigación, están buscando a dos personas que hablaron con la joven en la fiesta, aunque se desconoce si están de alguna forma relacionados con la violación. Se trata de dos extranjeros que trabaron conversación con la barcelonesa en la celebración y que a partir de cierto momento empezaron a acosarla. La joven pidió entonces ayuda a sus compañeros de trabajo y estas dos personas, al ser advertidas por terceros, pidieron perdón a la catalana y se alejaron.

Según las descripciones aportadas por las fuerzas de seguridad, ambos eran morenos. Mientras que uno no hablaba ni inglés ni alemán, el otro solo sabía algo de inglés, aunque casi nada de alemán. Según los testigos, su lengua materna común podría ser el árabe.