Nueva agresión a un vigilante de Metro en las instalaciones del suburbano. En esta ocasión, el incidente ha tenido lugar en la estación de Torrassa, de la línea 1, cuando un usuario se ha encarado con los miembros de seguridad que en ese momento se dirigían al interior de la estación. Durante el forcejeo, uno de los agentes ha caído al suelo y se ha producido una grave lesión en un tobillo, por lo que muy probablemente deberá pasar o el quirófano.

La agresión se ha producido, según fuentes del Sindicato de Seguridad Privada (SPS), confirmadas por TMB, cuando una persona se dirigía al Metro y, en los accesos a la estación se ha encontrado con los vigilantes. Sin mediar palabra, el individuo ha increpado a los agentes de seguridad, llegando a insultarles, por lo que estos se han visto obligados a reaccionar.

GOLPES Y CAÍDA

Ha sido en ese momento cuando se ha producido un forcejeo y, según las fuentes sindicales, la persona que había increpado a los vigilantes ha propinado, de forma repentina, dos rodillazos a uno de ellos, además de escupirle, dejándole dolorido.

Cuando los compañeros de este le han pedido explicaciones por su actitud violenta, el agresor ha golpeado a otro de los vigilantes, por lo que estos le han intentado retener mientras daban aviso a los Mossos d'Esquadra.

Ha sido durante el forcejeo que se ha producido en ese momento, en el que los agentes han intentado retener la agresor, cuando uno de los agentes de seguridad y el agresor se han caído al suelo. El vigilante lo ha hecho en mala postura y se ha producido una fractura en el tobillo de su pierna izquierda.

Otro de los agentes que se ha visto implicado en el incidente también ha resultado herido, aunque en este caso de mucha menor gravedad y tan solo ha sufrido pequeñas lesiones en una muñeca.

MOSSOS Y SEM

Los vigilantes han dado aviso inmediato tanto a los Mossos d'Esquadra como al Servicio d'Emergèncias Mèdiques (SEM). Los primeros han procedido a la detención del individuo por las agresiones y lesiones que ha provocado en los agentes de seguridad.

Por su parte, la ambulancia del SEM ha trasladado de inmediato al vigilante herido a un centro médico en el que le se le ha diagnosticado la fractura en el tobillo, lo que muy probablemente le obligara a pasar por el quirófano.

TRES DENUNCIAS

En cuanto al agresor, ha sido detenido por los Mossos d'Esquadra y trasladado a una comisaría.

Los vigilantes que se han visto implicado en el incidente han optado por poner sendas denuncias contra el usuario del servicio por las agresiones que ha sufrido y por las lesiones que se han producido durante el altercado, según han confirmado fuentes de TMB.