Original estrategia para desvalijar viviendas en Barcelona. Este miércoles pillaron a un hombre de mediana edad y vestido de falso operario intentando robar en diferentes azoteas de la capital catalana.

Sobre las 18:00 horas, el ladrón entró por el portal del bloque barcelonés, forzó dos puertas y logró llegar a la azotea. Según apunta un testimonio del caso, el hombre bajó al sobreático y fue sorprendido entonces por varios vecinos.

"DE UNA VIVIENDA A OTRA"

Como se puede observar en el vídeo, el ladrón, sin apenas estar preocupado, saltó el muro y logró situarse en otra terraza, intentando asaltar otra vivienda. En manga corta y con un chaleco, el falso operario llevaba un maletín con supuestas herramientas para robar en el edificio colindante de Barcelona.

Según el testimonio, que ha publicado el caso a través de las redes sociales, el asaltador saltó de una vivienda a otra justo en el momento en que los vecinos llamaron a la policía.