Los Mossos d’Esquadra, junto con la policía Nacional, han detenido a siete personas –seis de ellas de nacionalidad española y una de marroquí– como presuntos autores de un robo con fuerza en un taller de joyas de Barcelona, además de pertenecer a un grupo criminal.

En febrero de este año se produjo un robo con fuerza en un taller de joyería situado en la capital catalana.

Los miembros de la banda criminal manipularon el sistema de alarma, lograron desactivar los sensores de algunas zonas del local y realizaron un butrón.

DOS MILLONES DE EUROS

Una vez en el interior del local, los ladrones perforaron una capa de hormigón de 10 centímetros y consiguieron acceder a las dos cajas fuertes. Los miembros de la banda eran expertos en la materia y sabían perfectamente dónde tenían que perpetrar el crimen.

Además, los hurtadores disponían de información privilegiada sobre el taller de joyas y tenían claro donde se encontraban las alarmas y el material de gran valor que consiguieron robar: joyas por más de dos millones de euros.

LIBERTAD CON CARGOS

Tras la investigación, los miembros del cuerpo policial lograron registrar varias viviendas pero, a pesar de intentarlo, no se pudo recuperar el material hurtado En los siete registros realizados por la policía, seis en la comunidad de Madrid y uno más en Toledo, los agentes intervinieron 2.600 euros en efectivo y varios relojes de lujo.

Los detenidos llevaban un ritmo de vida acorde con su actividad delincuencial y pasaron a disposición judicial el 11 de octubre. El juez decretó su libertad con cargos.