ARCHIVADO EN:

La Guàrdia Urbana de Barcelona y el Seprona de la Guardia Civil están llevando a cabo este martes una operación contra la venta ilegal en la playa de bebidas contaminadas, especialmente mojitos, en una intervención por un delito contra la salud pública en la que se prevén varios detenidos.

La operación Escherich se lleva a cabo después de que en septiembre se identificó a varias personas que vendían bebidas en mal estado, especialmente mojitos, en las playas de Barcelona, según han informado fuentes de la investigación.

Ingredientes para mojitos que escondían en contenedores y alcantarillas / GUÀRDIA URBANA
Ingredientes para mojitos que escondían en contenedores y alcantarillas / GUÀRDIA URBANA

MOJITOS CONTAMINADOS

La Guàrdia Urbana y la Guardia Civil incautaron ingredientes contaminados para mojitos ocultados en alcantarillas y contenedores de basura que posteriormente vendían en la calle y en las playas.

Los controles se realizaron mayormente en la playa de la Barceloneta y sus alrededores, y terminaron con la identificación de 18 personas relacionadas con la elaboración y venta de la bebida.

BACTERIA E.COLI

Los ingredientes intervenidos, hielo, hojas de menta y vasos, se guardaban en los espigones de las playas, en contenedores de basura y en el alcantarillado público de las proximidades.

La Guardia Civil analizó el material intervenido y detectó "la presencia de la bacteria denominada E.COLI, que puede ocasionar diarreas, gastroenteritis y otros desórdenes digestivos". Entre el material intervenido, también han hallado unos "polvos verdes de composición desconocida" que se echaban a la bebida.