Los Mossos d'Esquadra han desarticulado un grupo criminal en l'Hospitalet de Llobregat que vendía cocaína en una sastrería, que los narcotraficantes utilizaban como tapadera. En la operación, que tuvo lugar el pasado 5 de febrero, los agentes detuvieron a dos personas que formaban parte de un clan familiar y han denunciado a dos más. La banda distribuía la droga en los barrios de Pubilla Cases y Can Serra.

Los implicados son personas de nacionalidad española, dominicana y paraguaya y residen en el municipio. Los investigadores descubrieron que un hombre vendía cocaína en su vivienda y en los domicilios de los consumidores a los que llegaba en patinete. El hombre utilizaba una sastrería de la avenida Severo Ochoa para recibir a los consumidores y que la persona propietaria del negocio, un familiar, colaboraba con el tráfico de drogas.

 

OCHENTA DOSIS

Una decena de policías entraron en el comercio en el que se vendía droga en horario de apertura al público. Durante la primera semana de febrero, los agentes efectuaron dos entradas y registros al domicilio del principal investigado y en el establecimiento comercial. La policía encontró 80 dosis de cocaína preparadas para su distribución, cocaína en otros formatos sin adulterar y también diversos kilos de sustancias utilizadas para la adulteración y confección de las dosis.