ARCHIVADO EN:

El crimen pasional cometido por dos Guardias Urbanos podría sumar una tercera víctima del urbano Pedro Martínez. Según la declaración judicial de Rosa Peral, acusada de asesinar a su pareja junto a Martínez, este le confesó que quemó a un vagabundo y a sus perros, según El País.

La urbana, encacelada en Wad Ras, aseguró que Martínez cometió el asesinato porque le “molestaban” los ladridos de los animales y que por ello un día cogió al hombre y a los perros, los metió en una fábrica, y “los quemó”. Peral no ha podido concretar la fecha de este nuevo crimen, aunque según su relato, él le dijo que había salido en los informativos. “Lo comentó riéndose del hecho, como si fuera algo normal”, declaró.

A este nuevo crimen se sumaría el episodio Martínez supuestamente protagonizó en agosto de 2014. La urbana implicada en la pornovenganza aseguró que su cómplice había asesinado a un hombre durante un operativo de la policía contra el top manta en la montaña de Montjuïc.