ARCHIVADO EN:

La gran tormenta caída sobre Barcelona este viernes por la tarde ha producido numerosas inundaciones, afectaciones en el tráfico rodado y decenas de salidas de los bomberos para paliar sus consecuencias.

Entre los lugares más afectados de la ciudad, cabe destacar el Mercado de Hostafrancs, donde las fuertes lluvias han provocado el desprendimiento de varias placas del techo que han caído sobre diversos pues aunque. Aunque nadie ha resultado herido afortunadamente, los comerciantes calculan que pueden haber perdido 60.000 euros en género.

Los bomberos han evaluado los desperfectos ocasionados, que se cree han sido causados por el hecho de que las tuberías bajantes no absorben bien el agua. Ésta se acumula en el techo y provoca su caída. La idea es esa porque no es la primera vez que ocurre en el mercado. Así lo certifican los propios paradistas: “Nos pasa cada tormenta de verano", ha explicado uno de ellos a betevé, recordando que, en los últimos siete, ha caído tres veces en diferentes puntos del mercado.

La rotura del falso techo ha afectado seis puestos de alimentación. Los propietarios de las paradas afectadas esperan recibir indemnizaciones municipales por el género que se ha dañado, género que han guardado en cámaras frigoríficas para que el martes responsables municipales hagan oficialmente el recuento. También confían en que sus compañías aseguradoras les indemnicen posteriormente.

En su cuenta de twitter, Bonifacio Babiano ha explicado que su mujer regenta esta parada desde hace cinco años y que "es la tercera vez que nos pasa”. “Hace un año y medio perdimos 9.000 €, que aún no nos han pagado. Hoy, calculo que habremos perdido 14.000 € más. Será la ruina”, se lamenta.