2017 fue un año en el que aumentaron los delitos en Barcelona, igual que en 2016. Desde 2012 la cifra iba a la baja, pero en los dos últimos años han crecido. Principalmente los robos con violencia e intimidación y los pequeños hurtos. Así se desprende de los datos facilitados este viernes por la Conselleria de Interior de la Generalitat. En total, se registraron 13.166 delitos más que en 2016, un 7,47 % más.

Durante 2017 se registraron en Barcelona 189.411 hechos delictivos. De ellos, un 91% fueron delitos contra el patrimonio, mientras que un 6% fueron contra las personas.

Los robos representan el 65 % de los delitos que acontecen en Barcelona a lo largo del año. Respecto a 2016 han aumentado un 7,47 %.

Otro tipo de delitos que ha presentado un considerable aumento es el de las estafas de Internet, que han crecido un 10,23 %.

En cambio, las agresiones sexuales y los abusos han disminuido un 1,9 y un 2,9 % respectivamente. En total, se han registrado durante 2017 se han denunciado 212 agresiones sexuales y 314 abusos sexuales.

De todos los delitos registrados, la policía ha conseguido resolver el 23,24 %, es decir, 44.012. Este porcentaje es dos puntos menor que el alcanzado en 2016, cuando se resolvieron 1 de cada 4 delitos conocidos. En cambio, ha aumentado el número de detenciones, 12.326, casi tres puntos más que un año antes.

La mayoría de los delitos han llegado a los Mossos d'Esquadra, el 86,1 %, mientras que la Guàrdia Urbana ha tenido conocimiento del 13,9 %, según los datos de Interior, que ha destacado que ambos cuerpos trabajan coordinadamente.