Unos agentes de los Mossos d'Esquadra han salvado la vida de una mujer que pretendía lanzarse al vacío desde uno de los puentes de la Ronda de Dalt. Tal como han confirmado fuentes policiales a este medio, los agentes de la comisaría de Nou Barris volvían el pasado martes 15 de abril hacia la comisaría situada en la calle Portlligat, del barrio de Trinitat Nova, cuando casualmente vieron a la mujer situada en la barandilla. 

Los agentes reconocieron a la señora porque habían tenido contacto con ella horas antes, esta habría acudido a la comisaría el mismo día. En el momento en que los mossos se aproximaron, la mujer ya tenía un pie fuera del puente de la salida dos de la Ronda de Dalt (Roquetes, Verdum, Vía Júlia). Los mossos tuvieron que convencerla para que no se lanzara al vacío, aunque la mediación fue rápida y el episodio no se alargó demasiado.

 

 

PODRÍA HABER DESENCADENADO UN MULTITUDINARIO ACCIDENTE

Durante la conversación, la mujer, que sufría una crisis nerviosa, realizó en tres ocasiones gestos que denotaban querer cumplir el intento de suicidio. Finalmente, los agentes consiguieron apartarla del peligroso lugar y llamaron a los servicios médicos para que la observaran y determinaran si podía volver a su casa. 

Según los policías, si la mujer hubiese logrado lanzarse desde el puente habría ocurrido un accidente gravísimo. La salida dos de la Ronda de Dalt es una de las más transitadas y más rápidas de la ciudad, los coches van a 80 km/h por lo que el suicidio de la mujer podría haber ocasionado más de un choque y el aplastamiento de algún vehículo.