La Guardia Urbana ha retirado de la venta 551 productos caducados de un supermercado 24 horas localizado en el barrio de Hostafrancs. Además, el cuerpo policial ha destruido otros 172 productos más que, debido a su estado, podían comportar riesgos para la salud del consumidor. La intervención tuvo lugar el pasado viernes, cuando los agentes acudieron al local debido a la venta de alcohol que se estaba realizando fuera del horario estipulado.

Entre los productos decomisados se encontraron todo tipo de alimentos frescos y en conserva así como latas que, en los peores casos, estaban comenzando a oxidarse. Las deficiencias encontradas en los productos podían poner en peligro la salud pública.

Lata caducada en septiembre de 2018
Lata caducada en septiembre de 2018

Tras la retirada de los productos, se levantó un acta de inspección con infracciones administrativas con copia para el Institut de Salut Alimentària.

EN MENOS DE UNA SEMANA

Este caso es el segundo que se da en menos de una semana con estas características. El pasado 6 de mayo, y debido a unas quejas vecinales, la Guardia Urbana realizó una inspección en un supermercado de Sagrada Familia, en la que se encontraron 80 productos con la fecha de caducidad manipulada, una alteración que afectaba a productos alimentarios y de tipo sanitario, entre los que se encontraban ocho paquetes de preservativos.