ARCHIVADO EN:

Familiares del hombre que falleció anoche tras ser tiroteado en plena calle, en el barrio de Baró de Viver del distrito de Sant Andreu de Barcelona, han prendido fuego al mediodía de este domingo al piso de quienes consideran autor del crimen. Éste había abondonado previamente el barrio, acompañado de sus familiares.

La víctima, de unos 40 años, falleció pasadas las 22:00 de la noche del sábado en las inmediaciones de su domicilio, en el paseo de Santa Coloma, por los disparos efectuados por una persona que huyó del lugar y que los familiares reconocieron como un vecino con el que el fallecido mantenía disputas desde hacía años, según han explicado fuentes policiales.

Este mediodía, los familiares y allegados de la víctima han llevado a cabo una concentración en el lugar del crimen para expresar su repulsa por el suceso. Allí han colocado velas y flores en recuerdo del fallecido. Ha sido al finalizar cuando un grupo reducido de ellos se han dirigido al piso del presunto agresor y han prendido fuego a un colchón que se ha propagado por el piso, afectando especialmente a una habitación.

Al domicilio han acudido cinco dotaciones de los Bombers de Barcelona y una ambulancia de Bombers. La estructura del edificio no ha resultado afectada, ya que el incendio sólo se ha producido dentro de la zona donde había sido lanzado el colchón en llamas.

La víctima y el presunto agresor mantenían desde hacía al menos cuatro años disputas y habían mantenido peleas de diversa intensidad debido a desencuentros por cuestiones relacionadas con la convivencia.