ARCHIVADO EN:

La puerta de entrada del edificio en el que se encuentra la sede del consulado de Bélgica en Barcelona ha aparecido esta mañana repleta de pintadas fascistas contra la presencia del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en el país. Las pintadas están firmadas por el grupo de extrema derecha Falange.

En las pintadas se puede leer “Puigdemont, a prisión”, “Bélgica, refugio de delincuentes”, “Bélgica, complice del separatismo”, todas ellas firmadas por el partido de extrema derecha. En ellas se hace referencia a la permanencia de Puigdemont en este país europeo tras su obligada estancia en Alemania.

PINTADAS NOCTURNAS

El expresidente de la Generalitat regresó hace unos días a Bélgica, a la localidad de Waterloo, tras la temporada que se vio obligado a pasar en Alemania hasta que el tribunal se Schleswig-Holstein resolvió la petición de extradición planteada por la justicia española.

Ahora, Carles Puigdemont ha vuelto a vivir a la misma casa en la que ya estuvo antes de abandonar Bélgica, desde donde piensa mantener su actividad política. El expresidente de la Generalitat le ha puesto nombre a la casa que habita y la ha llamado la Casa de la República.

Las pintadas se han llevado a cabo durante la noche ya alguna de las personas que trabaja en el edificio ha asegurado que las pintadas ya estaban hechas cuando él ha llegado alrededor de las siete de la mañana.