La Policía Nacional ha interceptado seis kilos y medio de cocaína a una persona de nacionalidad peruana que llevaba camuflado en el doble fondo de su maleta las sustancias estupefacientes. Los agentes localizaron la droga en un control habitual del Aeropuerto de Barcelona y, en concreto, en un registro de los vuelos “calientes” que llegan hasta El Prat.

Estas inspecciones suelen ser usuales, ya que los agentes tienen la sospecha de que en las bolsas de las personas que llegan procedentes de dichos vuelos pueden llevar alguna sustancia ilegal escondida.

14 DE BOLSAS DE DROGA

Durante la inspección de la maleta se localizaron catorce bolsas de plástico que contenían una sustancia en polvo de color blanco.

Al revistas las prendas de ropa se comprobó que había cuatro paquetes más con la misma sustancia. Tras un análisis, se comprobó que era cocaína.

El hombre ha quedado detenido por un delito contra la salud pública y ha ingresado a prisión después de pasar a disposición judicial.