La madrugada del pasado viernes, Barcelona vivió una persecución de película entre dos vehículos, un Mitsubishi Galant y un Audi 100, con los Mossos d'Esquadra entre las 04.15 y las 05.15 horas. El seguimiento se inició en el polígono Mas Blau de El Prat de Llobregat y acabó con el Mitsubishi estrellado en uno de los muros de la ronda del Litoral, a la altura de la Torre Mapfre, mientas que el Audi 100 huyó y fue localizado más tarde por la policía autonómica en Santa Perpetua de la Moguda, explican a Metrópoli Abierta fuentes de los Mossos d'Esquadra.

El polígono Mas Blau es una zona industrial próxima al aeropuerto con empresas y establecimientos de venta al por mayor. Desde la policía autonómica se explica que en la zona es habitual la entrada y salida y el estacionamiento de camiones en el propio polígono. En ocasiones, durante las noches, grupos de ladrones se acercan hasta este lugar para llevarse la carga de los vehículos, en general ropa deportiva, zapatillas, colonias o perfumes. "Se llevan objetos que tengan valor y que pesen poco. No suelen llevarse lavadoras o televisores. No acuden hasta el polígono con vehículos de gran tamaño sino con furgonetas y turismos".

REVENTÓ NEUMÁTICOS

La madrugada del viernes, una patrulla de los Mossos que vigilaba la zona detectó al Mitsubishi y al Audi que circulaban a gran velocidad por el interior del polígono. Los agentes les dieron el alto, pero ninguno se detuvo. Se inició entonces una persecución que llevo a los dos turismos y al coche policial hacia la C-31 en dirección Barcelona.

Imagen del vehículo siniestrado / CG
Imagen del vehículo siniestrado / CG

A la llegada a la capital catalana, uno de los coches, el Mitsubishi, se adentró en la ronda del Litoral, mientras que el Audi tomó otra ruta. Los policías entraron en la ronda persiguiendo al vehículo en dirección Besòs. A la altura de la Vila Olímpica, concretamente en el punto kilométrico 11, el coche reventó neumáticos y acabó empotrado contra el muro de la ronda. Pese a la espectacularidad del choque, los ocupantes, dos hombres, resultaron ilesos, ha avanzado Crónica Global. El coche fue retirado por la grúa municipal y la Guardia Urbana.

UN DETENIDO

Según los datos policiales a los que ha tenido acceso Metrópoli Abierta, uno de los hombres, vestido con un chandal del Barça, logró huir, mientras que el otro acabó detenido por resistencia y desobediencia. La policía autonómica explica que en el interior del coche, que quedó totalmente destrozado, como muestran las imágenes, no se halló material robado, pero sí guantes, cutters, llaves inglesas, linternas y otros objetos que los teloneros -como se conoce a estos ladrones- suelen utilizar para cometer los robos.

Casi en el mismo instante en que se produjo el accidente en la ronda, el segundo vehículo fue localizado en Santa Perpetua de la Moguda en el momento en que los dos ocupantes estaban robando un camión. "Fueron pillados in fraganti", subrayan las fuentes policiales consultadas. La carga del camión estaba toda desparramada por el suelo y dentro del Audi se encontró el mismo material que los teloneros usan para sus actos delectivos. Uno de los hombres huyó y el otro fue detenido.