Un grupo de manteros ha protagonizado una dura pelea en la playa de la Barceloneta. Según testigos presenciales, varios manteros se han enzarzado a puñetazos tras una discusión por el lugar en el que cada uno de ellos podía vender sus productos. La intervención de otros vendedores ambulantes ha impedido que el asunto se agravase y al final las aguas han vuelto a su cauce.

Sin embargo, la presencia de numerosos vendedores ambulantes, tanto manteros como lateros, se está convirtiendo en un serio problema en las playas de la ciudad. Cada vez son más los vendedores que acuden a las playas, donde la presencia de muchos turistas les permite vender un mayor número de productos.

El espacio es limitado, por lo que las discusiones por lograr situarse en las mejores zonas de la playa son cada vez más numerosas y, en algunos casos, la situación sube de tono hasta que se llega a las manos.

En un vídeo publicado por La Vanguardia, y que ha sido grabado por un bañista, se observa como los dos grupos de vendedores ambulantes se han liado a golpes ante la mirada atónita de los bañistas.

QUEJAS DE TODO EL MUNDO

No es la primera vez que ocurren hechos como estos, por lo que los vecinos de las zonas más afectadas han pedido a los responsables municipales que aumenten la presencia de policías en las playas para controlar el número de manteros que acceden a las playas y evitar que este tipo de situaciones se vuelva a producir.

También los partidos polìticos de la oposición han exigido a la alcaldesa Ada Colau que tome las medidas oportundas para acabar con el fenómeno de los manteros. También los comerciantes están hartos de la situación que se está viviendo con los manteros y hace unos días presentaron un requerimiento en el Ayuntamiento para que el equipo de Gobierno haga cumplir la normativa sobre la venta de productos en el espacio público.