ARCHIVADO EN:

Hace un mes que un niño de 12 años de Barcelona está secuestrado en Honduras, su país de origen. El joven, llamado Enoc, hace más de 30 días que unos individuos le arrestaron y, además, asesinaron a familiares y a gente de su entorno: un tío, un abuelo, la niñera y a una de sus vecinas.

El caso ocurrió el 2 de diciembre cuando el niño, junto a su madre, fueron a visitar su país unos días. La madre del menor, Carina Chinchilla, ha asegurado en diferentes medios de comunicación locales que su hijo lleva más de un mes desaparecido y así poderlo denunciar. Según la mujer, todavía no ha recibido ninguna llamada.

DETENCIÓN DE UN INDIVIDUO

Chinchilla asegura en el Ara que toda la situación se ha dado sólo porque los delincuentes les querían “robar”. La mujer, además, añade que no deben dinero a nadie y que los atacantes han matado a sus familiares y a las personas próximas para llevarse todo lo que tenían.

Gracias a la colaboración vecinal la policía ha podido detener a un individuo. La madre del menor asegura que el ladrón, en el momento de su detención, llevaba puesta “la ropa que les había robado” y, además, encontraron en la casa del sospechoso varias pertenencias de la familia.

APOYO EN LA ESCUELA

“No volveré sin respuestas”, así de contundente ha sido la madre al ser preguntada si volvería a Badalona, ciudad donde residía junto al menor. El niño, de 12 años, cursaba primero de ESO en el Instituto Rafael Alberti.

El caso del joven no ha tenido repercusión mediática hasta esta semana cuando su escuela colgó un cartel en el que convocaba a las familias de los alumnos a hacer una concentración de apoyo en la Plaça Cataluña de la capital catalana.