Un motorista de 22 años murió el pasado día 16 de marzo a las 22:15 horas de la noche. Este circulaba por la calle Santander, a la altura del número 71 del distrito de Sant Andreu cuando colisionó con un taxi. Esta es la cuarta víctima mortal que pierde la vida en un accidente de tránsito en Barcelona en lo que llevamos de año. 

La Unidad de Investigación y Prevención de Accidentalidad (UIPA) de la Guardia Urbana se ha hecho cargo de la investigación del accidente. De momento, se ha activado el servicio de soporte psicosocial del Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (CUESB) para atender a los familiares de la víctima. 

Tanto el departamento de comunicación de la Guardia Urbana, como el del consistorio han trasladado su pésame a la familia y los amigos del motorista. Por su parte, el Ayuntamiento de Barcelona ha enviado una nota de prensa en la que asegura su compromiso por seguir trabajando para reducir las víctimas de accidentes de tránsito en la ciudad: "La seguridad viaria es un compromiso que ha de adquirir toda la ciudadanía y hacer realidad el proyecto 'Visió Zero' para la reducción de muertos y heridos graves en accidentes de tránsito".