Una joven de 19 años falleció el pasado miércoles en el Hospital Clínic de Barcelona después de estar tres días en estado crítico por haber consumido una pastilla de éxtasi en Palma de Mallorca. Alanís Moyano fue ingresada el pasado domingo en un hospital de Palma tras sufrir un shock minutos más tarde de ingerir la droga, conocida como veneno de rata, en el Origen Festival.

La chica, de nacionalidad argentina, llevaba siete meses viviendo en la isla balear junto a su hermana gemela y decidieron con unos amigos ir al Son Fusteret. Al parecer, la pastilla que ingirió era amarilla y llevaba el símbolo de una calavera.

"VENENO DE RATA"

Minutos después de tomarse la droga, la joven empezó a sentirse mal y poco después entró en shock. Una ambulancia la llevó hasta el hospital de Son Espases pero su estado no dejó de empeorar. La joven llegó a registrar fuertes fiebres de hasta 43 grados. El martes por la tarde decidieron trasladarla al Clínic de Barcelona en un avión medicalizado para tratar de salvarle la vida, algo que no fue posible.

La víctima no era consumidora habitual de drogas y, según explica un testimonio de la familia, “creemos que el éxtasi lo compró fuera. Era una pastilla con una calavera”. Algunos usuarios en las redes señalan que las pastillas estarían adulteradas con “veneno de rata” y que encajan con la descripción que hacen de la pastilla que tomó la joven.