El bebé de dos meses al que su padre le dio una brutal paliza en Navidad y que fue ingresado en el Hospital Vall d'Hebron por las heridas sufridas, ha fallecido este lunes en el mencionado centro hospitalario.

La muerte se ha producido este lunes a las 14:15 horas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, donde permanecía ingresado desde el pasado 4 de enero. Así lo ha confirmado el centro médico en un comunicado.

CONFESIÓN DEL PADRE

En el momento de ingresar en el Vall d'Hebron, el bebé presentaba un hematoma en la cabeza, tenía un brazo fracturado y también "cinco costillas rotas con callo", lo que indicaba signos de maltratos anteriores.

Al encontrarse semejantes heridas, el Hospital Vall d'Hebron activó el Protocolo de maltrato infantil de la Generalitat, tras lo cual el padre acabó confesando haber maltratado al niño. Tras tomarle declaración, el juez dejó en libertad al progenitor, que ahora deberá hacer frente a nuevos cargos.

INVESTIGACIÓN POR MALTRATO

Los servicios sociales de la Generalitat retiraron la custodia del bebé tanto al padre como a la madre, la cual en un inicio negó los maltratos. Paralelamente, la Conselleria de Salud está estudiando el caso para dilucidar qué ha fallado en el caso, ya que en una de estas visitas una enfermera de Calella alertó de una posible situación de maltrato.

El bebé, L.T.M, dos meses, vivía en Pineda de Mar con su padre, un joven de 21 años de nacionalidad uruguaya, y su madre, una catalana de 18 años.