ARCHIVADO EN:

Un repartidor de la empresa de comida a domicilio Glovo ha muerto arrollado por otro vehículo en Barcelona. Los hechos han ocurrido sobre las once de la noche en el cruce entre la Gran Via de les Corts Catalanes y la calle Balmes. Según ha podido saber Metrópoli Abierta, aunque las causas todavía se están investigando, un camión de los servicios de limpieza del Ayuntamiento ha arrollado al conductor de la bicicleta. 

El joven de 22 años atropellado murió al instante. Varias patrullas de la Guardia Urbana se desplazaron al lugar donde había sucedido el catastrófico accidente para acordonar la zona, y las ambulancias del Servicio de Emergencias Médicas se personaron en la ubicación, pero no pudieron hacer nada por el joven repartidor

 

 

LOS COMPAÑEROS DENUNCIAN LA SITUACIÓN

La cuenta de Twitter @ridersxderechos, que aglutina a todos los repartidores de bici y moto que llevan comida a domicilio, ha lamentado lo sucedido y ha asegurado que sabían que tarde o temprano iba a ocurrir una desgracia semejante. También han reclamado la precariedad con la que tienen que trabajar: "Llevamos avisando mucho tiempo de que esto acabaría pasando. La precariedad nos mata, Glovo nos mata. No vamos a permitir ni una muerte más. BASTA YA. Nuestras condolencias a la familia". 

 

 

MANIFESTACIÓN EN CONTRA DE GLOVO

A raíz del terrible suceso se ha convocado una manifestación que se llevará a cabo hoy día 26 de mayo a las 16 horas en la calle Pallars. Los organizadores piden el apoyo de todos los compañeros para denunciar la muerte del repartidor y denunciar públicamente a Glovo por lo sucedido. 

 

 

GLOVO SE PRONUNCIA AL RESPECTO

Glovo ha lamentado la muerte del repartidor de 22 años. En un comunicado ha asegurado que están colaborando "estrechamente" con las autoridades para determinar las causas del suceso. 

Dentro del texto emitido a diversos medios de comunicación, la empresa ha explicado que por el momento han contactado con la familia del fallecido para transmitirles su apoyo, y ha confirmado que cuando todo se calme y se esclarezcan los hechos iniciarán "los trámites para activar el seguro privado que cubre la actividad realizada por el repartidor en caso de accidente". Por último, la compañía ha pedido prudencia hasta que las autoridades resuelvan los hechos.