La Guardia Urbana y los Mossos d'Esquadra están llevando a cabo un dispositivo conjunto por tráfico de drogas en el Raval. La colaboración entre ambos cuerpos policiales ha permitido desarticular dos narcopisos situados en el barrio. Una de las viviendas que han sido desarticuladas, localizada en la calle Cardona número 4, era de carácter especialmente conflictivo.

ACCIÓN VECINAL

Este miércoles, a las 21 horas, los vecinos llevaron a cabo una cacerolada como acto de protesta por la presencia de algunos narcopisos situados en el Raval Nord. Estas viviendas se encuentran, concretamente, en el número 7 de la calle Sant Gil, el 4 de la calle Cardona y el 29 de la calle Luna, a los que hay que sumar otros tres que se encuentran en la calle Ferlandina.

MÁS DE LO MISMO

El hartazgo de los vecinos, que en reiteradas ocasiones han optado por movilizarse ante esta problemática, no deja de ir en aumento ante la inacción del gobierno municipal.

Hace tan solo una semana, un hombre era detenido en un narcopiso​ de los muchos existentes en el Raval, en cuyo interior se encontraban hasta 8 personas más consumiendo cocaína, heroína y hachís.