Los Mossos d'Esquadra están llevando a cabo una operación desde primera hora de este martes en Barcelona en la que se están registrando locales y pisos del club motero Hells Angels (también conocido por su traducción al español, los Ángeles del Infierno), en la ejecución de un dispositivo antidrogas.

La operación, que también investiga locales del club en el Camp de Tarragona, Terres de l'Ebre y el Maresme, se está enfocando también a la búsqueda de delitos contra el patrimonio.

HISTORIAL CONFLICTIVO

El club, fundado en California en 1948, ha estado envuelto en situaciones de carácter criminal desde su nacimiento, y actualmente cuenta con representación en los cinco continentes, definiéndose como “la hermandad más grande del mundo de la motocicleta”.

Por ahora, los Mossos d'Esquadra ha realizado entradas en una docena de edificaciones pertenecientes al club Hells Angels, entre ellas el local con el que el club motero cuenta en la calle Fluvià de Barcelona, y la investigación sigue en marcha. Se prevé que se practiquen diversas detenciones por los delitos de tráfico de drogas y contra el patrimonio.