Sobre las seis de la mañana, los Mossos d'Esquadra han recibido la llamada de un vecino de Barcelona que ha denunciado que un ladrón había accedido a su vivienda por el tejado y había huido con diversos objetos robados por el mismo lugar por el que había accedido a su casa. La policía catalana se ha dirigido rápido al lugar de los hechos y, tras localizar a un sospechoso, le han perseguido hasta darle alcance.

Según han informado los Mossos d'Esquadra a Metrópoli Abierta, el ladrón ha huido por los tejados del Eixample colindantes con la vivienda, ubicada en la avenida Roma, en la que había entrado a robar. Al verse perseguido por los agentes, se ha ido deshaciendo de su botín, móviles, tabletas y videojuegos, que ha lanzado por los tejados por los que ha pasado.

FIN DE LA PERSECUCIÓN

Finalmente, el detenido, de nacionalidad española, ha sido detenido cuando trataba de escapar por unas escaleras bajando del tejado de un edificio. Cuando los Mossos le han dado alcance se ha resistido y le ha propinado un puñetazo en la cara a un agente.

Tras llevarlo a comisaría, los agentes han constatado que el ladrón tenía cinco órdenes de busca y captura y cuenta con numerosos antecedentes, pues ha sido detenido en 29 ocasiones. Los objetos robados han podido ser recuperados por los agentes.