El director general de los Mossos d'Esquadra, Andreu Joan Martínez, ha negado este miércoles que hubiera "connivencia" entre la empresa Desokupa y la policía catalana durante una actuación policial el 15 de enero a raíz de la ocupación de varios pisos de un inmueble del barrio del Poble-sec de Barcelona.

En una comparecencia en la comisión de Interior del Parlament, el director ha relatado dos actuaciones de los Mossos el 13 y 15 de enero en este edificio --con un total de 13 viviendas, 11 de ellas propiedad de un inversor que las estaba rehabilitando-- que siempre fueron a requerimiento de terceros, y ha asegurado que son hechos que están siendo investigados judicialmente.

El día 13 les llamó un representante de la propiedad de las 11 viviendas para informar de que seis habían sido ocupadas ilegalmente, y la patrulla desplazada identificó a dos personas; dos días después, el 15, los Mossos acudieron porque la propiedad les informó de que un vigilante estaba retenido dentro del edificio.

Una vez in situ, los Mossos constataron que la mayoría de ocupantes que estaban en situación irregular se habían ido del bloque y que solo quedaban tres personas en un piso que se negaban a irse, y con una de ellas la situación fue "subiendo de tono" y acabó detenida por atentado a la autoridad.

DETENIDOS

En la actuación finalmente fueron detenidas otras tres personas por atentado y lesiones a los agentes durante la manifestación que hubo en el exterior del edificio, en la que tuvieron que intervenir los antidisturbios.

El director de Mossos ha informado de que la División de Asuntos Internos (DAI) de los Mossos ha abierto una información reservada por unas imágenes en que puede verse a un miembro de Desokupa hablando con los detenidos en el portal y teniendo acceso a ellos cuando estaban esposados.

A preguntas de diputados de los comuns, PSC, CUP y Cs, que han criticado la intervención policial, Martínez ha destacado que la información reservada sigue en curso y que busca aclarar las circunstancias de cómo este trabajador de Desokupa "habla con un detenido bajo custodia policial" y ha dicho que hacen autocrítica.

CRÍTICAS DE VARIOS DIPUTADOS

Desde las filas de los comunes, que han pedido la comparecencia, el diputado Marc Parés ha reclamado a Martínez que se abra una investigación a agentes y mandos, y que sean proactivos en investigar a Desokupa y la actuación de esta empresa "mafiosa".

También le ha pedido que pida disculpas por la actuación de los Mossos y que se dicte una instrucción sobre cómo actuar en situaciones como ésta y que se rectifique.

El diputado Jean Castel de Ciudadanos le ha pedido explicaciones sobre la actividad de Desokupa y el socialista Carles Castillo ha criticado que los Mossos puedan "colaborar" con esta empresa.

En la misma línea, la diputada de la CUP Maria Sirvent ha afirmado que los Mossos "actuaron en plena connivencia con Desokupa" y ha reclamado que el Parlament se presente como acusación popular en casos de empresas que hacen desalojos ilegales, en sus palabras.