ARCHIVADO EN:

Agentes del Grup Regional de Motos de Barcelona han evitado este pasado domingo el suicidio de una mujer en Ciutat Vella.

La mujer, que se encontraba en el interior de su vivienda, acababa de tomarse diversos medicamentos para acabar con su vida.

RÁPIDA ACTUACIÓN

Los Mossos tuvieron conocimiento de los hechos después de que una amiga se pusiera en contacto con el 112 para alertar de las intenciones de suicidio, por lo que agentes del Grup Regional de Motos de los Mossos que se encontraban de servicio en la zona acudieron de inmediato al lugar de los hechos.

Cuando los agentes llegaron al piso, no obtuvieron respuesta tras llamar a la puerta de manera insistente, por lo que avisaron a los Bomberos de Barcelona y al Sistema d'Emergències Mèdiques. Acto seguido, y al ver que no podían acceder a la vivienda, los agentes contactaron con el vecino de arriba para llegar a su balcón y descolgarse por la barandilla hasta llegar al domicilio de la víctima.

Los dos agentes y el caporal que participaron en la operación accedieron a la vivienda de la mujer y la atendieron, encontrándosela en el suelo del piso totalmente desorientada, tras lo que fue trasladada a un centro hospitalario para su recuperación.

DÍAS DESPUÉS

Esta actuación se produce días después de que los Mossos d'Esquadra salvaran a una mujer que pretendía tirarse por un puente en la entrada 2 de la Ronda de Dalt, en Nou Barris, donde los agentes la convencieron para que, finalmente, no lo hiciera.