ARCHIVADO EN:

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado un grupo criminal dedicado a traficar con medicamentos ilegales y sustancias dopantes utilizadas en el mundo del culturismo. El grupo integrado por cinco miembros, tenía su base en Barcelona y en L'Hospitalet de Llobregat  y distribuía los productos ilegales en Catalunya y otros puntos del Estado, según han explicado los Mossos en un comunicado.

Tras el desplie del dispositivo policial, se han incautado 57.300 dosis de medicamentos ilegales y dopantes, entre ellos la hormona del crecimiento, anabolizantes (aumenta la masa muscular) y clenbuterol (para adelgazar y definir músculos), con un valor aproximado en el mercado de 93.000 euros.

La Unidad Central de Consumo de los Mossos inició la investigación de la trama a finales de 2017, a raíz de un decomiso de medicamentos ilegales y sustancias para el dopaje realizado por la policía local de Santa Margarida i els Monjos, al propietario de una tienda de nutrición deportiva del distrito de l'Eixample de Barcelona. Los investigadores constataron que los dos propietarios de esa tienda lideraban un grupo dedicado al tráfico de este tipo de sustancias utilizadas entre culturistas o aficionados.

La red almacenaba los productos en un trastero alquilado a nombre de otra persona, enviaba los pedidos de los productos a través de una empresa de mensajería utilizando un nombre falso, empleaba diversas líneas telefónicas e incluso recurría a comunicaciones cifradas.

El pasado 28 de marzo, agentes de los Mossos registraron dos tiendas de nutrición deportiva en Barcelona y en L'Hospitalet, un trastero alquilado en L'Hospitalet, dos domicilios de Barcelona y diversos vehículos.

El dispositivo ha permitido detener a los cinco integrantes del grupo, uno de ellos de nacionalidad argentina y el resto de nacionalidad española. En la misma operación, los Mossos han intervenido hasta 57.300 dosis de medicamentos ilegales y dopantes como la estricnina preparadas para su distribución.