Agentes de los Mossos d'Esquadra y miembros de la Unidad de Investigación de Nou Barris han desarticulado la principal red de distribución de euros falsos en Catalunya. Esta, constituida por un grupo criminal de origen ghanés y nigeriano, estaba ubicada en Torre Baró y en el municipio de Montcada i Reixac

El conjunto policial ha logrado detener a ocho hombres, de edades comprendidas entre los 22 y los 52 años, de nacionalidades ghanesas, liberianas, paquistaníes, marroquíes y nigerianas. Se los ha acusado de ser los presuntos autores de diversos delitos de falsificación y distribución de moneda y organización criminal.

Los miembros se dedicaban a la importación de grandes cantidades de euros falsos que provenían de Italia, y que distribuían e introducían en el circuito económico. Lo hacían desde un supermercado de Torre Baró a través del responsable de la tienda

El grupo desarticulado importaba mensualmente a Catalunya unos 30.000 euros falsos en billetes de 20, 50 y 100 euros. Los Mossos aseguran que eran de altísima calidad y que por eso no se detectaban cuando circulaban por el área metropolitana de Barcelona. 

UNA OPERACIÓN CONJUNTA

La operación policial llevaba desde septiembre de 2018 abierta. Los policías se dieron cuenta del delito cuando comenzaron a recibir más denuncias de la cuenta relacionadas con billetes falsos. Los miembros de la Unidad Central de Falsificación de Moneda constituyeron un equipo conjunto de investigación con la Unidad de Investigación de Nou Barris, para poner en marcha una estrategia. 

La investigación finalizó el pasado 12 de marzo con la detención del cerebro de la organización cuando detectaron en el aeropuerto de Barcelona que este llevaba 10.000 euros falsos en una maleta. También se realizaron entradas y registros en los domicilios de los demás arrestados.

Los detenidos pasaron a disposición judicial el pasado 15 de marzo y el juez decretó prisión provisional para tres de ellos. El resto ha quedado en libertad con cargos.