Una lluvia de golpes acabó con la vida de un joven chino, de 25 años, la madrugada del pasado domingo en el Port Olímpic de Barcelona. En un vídeo difundido por la Comunidad de Policías Unidos (CPU) se ve como el chico recibe puñetazos y patadas, muchas de ellas en la cabeza, que acabaron con su vida.

La pelea se originió sobre las 04.30 horas en el interior de la discoteca Zich entre dos jóvenes chinos y un grupo de hombres de la Europa del este. Sin embargo, la agresión mortal tuvo lugar en el exterior del Port Olímpic, que estaba llena de gente, aunque nadie intervino para parar la trifulca.

AGREDIDO EN EL SUELO

En distntos momentos de las imágenes se ve como los chicos chinos -uno con la camiseta oscura y otro con la camiseta blanca- reciben todo tipo de golpes por parte de un grupo de hombres, que llegan a ser cinco o seis. En un momento de la grabación, el chico chino de la camiseta blanca acaba en el suelo y recibe patadas y puñetazos en la cabeza por parte de uno de los agresores. 

Los dos heridos fueron evacacuados por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) hasta el Hospital Clínic. El joven que acabó falleciendo en el centro hospitalario en estado crítico y murió hacia las 07.30 horas de la mañana.

QUINTO HOMICIDIO EN JULIO

Este homicidio supone el quinto que se produce en Barcelona este mes de julio. En el cómputo total del año, 12 personas han perdido la vida por muerte violenta. La cifra ya es superior a todo el año pasado cuando fueron asesinados 10 seres humanos en la capital catalana.