Tres carteristas habituales de origen georgiano han protagonizado este viernes una trifulca en la estación de metro de Ciutadella-Vila Olímpica, correspondiente a la Línea 4, de resultas de la cual han requerido atención médica cuatro vigilantes de seguridad del suburbano y dos agentes de los Mossos d'Esquadra.

Según informa Crónica Global, los hechos han ocurrido a primera hora de la mañana en dicha parada, en el barrio de la Vila Olímpica del Poble Nou. Los tres individuos, conocidos por la policía, estaban causando problemas de comportamiento en la zona de acceso, por lo que los empleados de TMB les habrían reprendido.

Lejos de deponer su actitud, los georgianos (su país está en el Cáucaso) se han revuelto violentamente contra ellos. Éstos han avisado a los vigilantes de seguridad del Metro, que han tratado de apaciguar sus ánimos. Pero tampoco lo han conseguido e incluso han sido agredidos.

LLEGAN LOS MOSSOS

Ha sido en ese momento cuando han acudido los Mossos, que habían sido avisados previamente por los vigilantes. Los atacantes, lejos de amilanarse, también la han emprendido a golpes con los agentes, resultando heridos dos de ellos.

Finalmente, los policías han podido arrestar a los tres jóvenes, de 21, 26 y 28 años de edad, respectivamente. Han sido acusados de dos delitos de lesiones leves y atentado contra la autoridad. Particularmente, dos empleados del metro han presentado también su denuncia, y se esperaba lo propio por parte de los guardias golpeados.