Otro turista norteamericano ha sido agredido en Barcelona. Tras el brutal ataque que padeció José Bravo en la plaza de Catalunya el pasado 2 de agosto a manos de unos manteros, esta semana otro ciudadano de Estados Unidos, Samuel Miller, ha sufrido un corte en una arteria en una muñeca a manos de un grupo de seis personas de origen árabe que intentaron robarle en la Barceloneta.

Los hechos tuvieron lugar de madrugada, hacia las 5.00 horas, el pasado 4 de septiembre en una playa de la Barceloneta. El grupo de ladrones rodeó al turista y tras zarandearle y empujarle para robarle, uno de los atacantes utilizó una botella para golpear al turista en un muñeca. La botella se rompió y el hombre sufrió una herida importante por la que sangraba abundamentemente. Tras la agresión, los delincuentes huyeron del lugar.

SANGRADO ABUNDANTE

Un testigo avisó a una patrulla de la Guàrdia Urbana que se encontraba en la Barceloneta. Los agentes buscaron refuerzos de otros policías para intentar localizar a los atacantes, pero al cierre de esta edición no constaban detenciones. El hombre agredido fue localizado en la calle de Pepe Rubianes donde era atendido por unos trabajadores de la limpieza. Estaba aturdido y sangraba abundantemente por la muñeca.

La policía avisó al Sistema de Emergencias Médicas (SEM). Según los datos oficiales a los que ha tenido acceso Metrópoli Abierta el hombre "parecía tener seccionada la arteria a la altura de la muñeca", según figura en las diligencias policiales. El turista norteamericano fue trasladado al Hospital del Mar.  

CRIMINALIDAD AL ALZA

Aunque fue la Guàrdia Urbana, la que atendió el caso en un primer momento, las diligencias se han trasladado a los Mossos d'Esquadra, que es el cuerpo que ahora lleva la investigación. El testimonio identificó al grupo de jóvenes como ladrones que actúan en la Barceloneta y entregó a la policía una grabación con imágenes del final de la agresión.

Desde la central sindical CSIF, el secretario de administración local y agente de la Guàrdia Urbana Eugenio Zambrano, ha criticado el aumento de la criminalidad en Barcelona de los últimos meses y ha apuntado a la alcaldesa Ada Colau como la principal responsable del área de seguridad del Ayuntamiento. "Estamos volviendo a índices  de los años 80", afirma el polícia. Lo cierto es que desde hace un año largo, la situación se ha vuelto preocupante en muchos puntos de Ciutat Vella, con decenas de narcopisos y aumentos de los hurtos y peleas, algunas de ellas en plena calle a machetazos.