Tal como han detallado los Mossos d'Esquadra a este medio, el pasado miércoles día 6 de marzo sobre las dos de la madrugada recibieron un aviso de accidente en la calle Antonio Machado número 22 de Nou Barris. Un ladrón se adentró en un primer piso para cometer un robo. Accedió a el domicilio escalando por la fachada ayudándose de las cañerías para sujetarse. 

Una vez dentro de la vivienda, robó un ordenador portátil y se dispuso a escapar. Al querer bajar por el mismo lugar, resbaló y calló desde la altura del primer piso. La víctima, que se encontraba en su casa durmiendo, escuchó un ruido y avisó al cuerpo policial para que atendieran a su propio ladrón. Cuando la patrulla de los Mossos d'Esquadra llegó al lugar de los hechos se encontró al caco estirado en el suelo, aunque consciente. Al caer, el mangante se dio un buen golpe en la cabeza, por eso los policías lo trasladaron al hospital más cercano, la Vall d'Hebron

Según afirman fuentes policiales, el ladrón se encuentra detenido en custodia de los Mossos d'Esquadra a espera de pasar a disposición judicial. Lo que todavía no se sabe, es si evoluciona favorablemente dentro de su estado de salud.