ARCHIVADO EN:

Los índices de criminalidad se disparan en Barcelona bajo el gobierno de Ada Colau. Los datos que maneja el Ministerio del Interior no ofrecen dudas. Durante el primer semestre del año, la criminalidad ha crecido un 20,5% respecto al mismo periodo del año pasado. En cómputos globales, entre enero y junio, la ciudad ha sufrido 92.294 infracciones penales por las 76.587 de los primeros seis meses de 2017. 

Durante la última semana, Barcelona ha vivido diversos episodios de peleas y robos. Este mismo viernes, Metrópoli Abierta informaba de una nueva agresión a un turista norteamericano al que un grupo de ladrones seccionaron una arteria a la altura de la muñeca cuando intentaban robarle en la Barceloneta. También esta semana se han producido dos reyertas en plena calle, una en el Port Olímpic, que se ha saldado con cinco detenidos, y otra entre conductores de bicitaxis, de la que informó La Vanguardia.

DROGA Y RELOJES DE LUJO

La realidad parece superar la ficción en la capital catalana, con la droga, de nuevo, en las calles de Ciutat Vella, trifulcas a machetazos a plena luz del día y grupos de ladrones especializados en el robo de relojes de lujo que arrancan de las muñecas de sus propietarios.    

Según los datos del gobierno español, los delitos más habituales en Barcelona la primera mitad del año han sido los hurtos. Entre enero y junio se han producido 52.140 hurtos frente a los 42.479 de 2017, con una subida del 22,7%. También aumentan los robos con fuerza en domicilios, que pasan de 2.220 en 2017 a 2.911 este año. El incremento es del 31,1%.

Pelea con machetes
Dos hombres se enfrentan con machetes en el Raval, hace unos meses

DATOS POLICIALES

También van al alza los robos con violencia e intimidación. A partir de los datos recabados por el Ministerio del Interior de las distintas policías, en Barcelona se han producido hasta junio 5.427 robos con violencia e intimidación, un 12,3% más que en 2017 (4.834).

Otro delito que sube de manera preocupante son las agresiones sexuales con penetración. En concreto, este tipo de delito se dispara un 38,8%, con 68 casos frente a los 49 de 2017. En términos globales, los delitos de carácter sexual han pasado en un año de 323 a 365, un 13% más. Estos datos incluyen también las agresiones sexuales con penetración.

Cada vez es más habitual que las riñas y peleas callejeras sean grabadas y acaben saliendo a la luz pública. Según el Ministerio del Interior, entre enero y junio han tenido lugar en Barcelona 1.762 delitos graves y menos graves de lesiones y riñas tumultuarias, un 3,6% más que los mismos meses de 2017, cuando se produjeron 1.701.

MENOS ASESINATOS

Por contra, y aunque pueda parecer extraño, el tráfico de drogas baja un 8,9% entre los primeros seis meses de 2017 y 2018. El año pasado se produjeron 293 delitos de este tipo, mientras que en 2018, 267. También descienden los secuestros. Durante la primera mitad de 2017 hubo un secuestro en la ciudad, y este año, ninguno. Y los homicidios dolosos y asesinatos consumados bajan un 40% -de 5 se pasa a 3- . En cambio, suben los asesinatos en grado de tentativa, que han pasado de 15 a 22, un 46,7% más.