Una farmacia, situada en la céntrica calle Gran de Gràcia, ha sufrido un atraco a las 15.00 horas. Según han confirmado a Metrópoli Abierta los Mossos d'Esquadra, los ladrones han utilizado un método de intimidación para llevarse el dinero que había en el establecimiento. Estos han entrado con un arma blanca y han amenazado a los trabajadores hasta que estos han cedido y les han dado lo que pedían. 

EN PLENA CELEBRACIÓN DE LAS FIESTAS DE GRÀCIA

Los Mossos d'Esquadra han recibido una alerta y, para cuando han llegado al local, situado en el distrito de Gràcia, los ladrones ya habían huido con el botín. Tras tomar declaración a las víctimas han iniciado una investigación para tratar de dar con los culpables. 

Este suceso ha ocurrido a plena luz del día en una de las calles más frecuentadas del barrio. Durante estos días se celebran las fiestas de Gràcia y por tanto mucha gente se echa a las calles del idílico distrito para disfrutar de los conciertos, las actividades y la decoración. 

En los últimos meses los atracos con intimidación se han puesto de moda en la ciudad. Tras la oleada de robos por alunizaje, las armas blancas y las pistolas se han vuelto a ver en las declaraciones de los robos más cercanos. El pasado 9 de agosto cuatro personas armadas con cuchillos atracaron el pasado martes por la noche un salón de juegos ubicado en Sant Vicenç dels Horts. Dos de los jóvenes llevaban cuchillos de cocina de grandes dimensiones y un tercero una defensa eléctrica, que obligaron a los clientes a arrodillarse debajo de las mesas.