Los Mossos d'Esquadra han logrado identificar al autor del tiroteo que dejó cuatro heridos de bala en el barrio de Can Peguera, en el distrito de Nou Barris. El presunto autor de los disparos se encuentra en búsqueda y captura ya que cuando el coche en el que los presuntos agresores huyeron del lugar fue interceptado en Sant Adrià del Besós ya no estaba entre los ocupantes.

Los investigadores también han determinado que el origen del conflicto fue una disputa entre dos familias de etnia gitana por un divorcio y que todo empezó por una discusión en la casa de una de las familias en Can Peguera.

Los primeros disparos se produjeron en el interior de la vivienda de la familia a la que pertenecen los heridos y causaron heridas a dos personas. Ya en la calle, continuaron los disparos, que acabaron con otras dos personas heridas y los agresores huyendo en un vehículo de color rojo, mientras una persona les disparaba con una pistola.

La reyerta acabó con dos heridos en estado crítico y otros dos muy grave. Todos ellos fueron ingresados en el hospital de Vall d'Hebrón entre fuertes medidas de seguridad para evitar una posible venganza.

UN PASTOR Y SU NIETA

Según fuentes hospitalarias, los cuatro heridos han mejorado y los que estaban en estado crítico se encuentran en estado de extrema gravedad y se sigue temiendo por su vida. El estado de los dos que estaban muy graves han pasado a esta graves.

Los heridos son todos miembros de la misma familia. El patriarca es el herido de mayor gravedad y es un pastor evangelista y padre de la mujer implicada en el divorcio. Dos de los heridos son hijos suyos, mientras que la última es una nieta del pastor.