ARCHIVADO EN:

Una historia surrealista. Con el pretexto de ligar con unas turistas, dos hombres se colaron este sábado en un hotel del Eixample (en la calle Rosselló). Ahí se alojaban las dos jóvenes norteamericanas al las que uno de ellos había conocido en las redes sociales. Aprovechando que no había nadie, y a sabiendas que las chicas estaban de fiesta, robaron un reloj de lujo valorado en unos 10.000 euros y un neceser y un porta-documentos de la marca Louis Vuitton valorados en unos 1.000 euros. Uno de los jóvenes –que los Mossos d’Esquadra ya ha detenido– huyó con el botín, mientras que el otro se quedó literalmente dormido.

El robo se destapó el pasado domingo por la mañana, cuando las dos turistas llegaron a la habitación de su hotel y se encontraron la estancia revuelta y una persona a la que no conocían durmiendo en su interior, según ha informado Efe. El joven dormido dio una versión extraña sobre lo ocurrido, pero finalmente los Mossos pudieron resolverlo.

MINTIÓ A LAS TURISTAS

Tal como detalla el medio mencionado, una de las chicas había conocido por las redes sociales a un joven –el que acabó detenido–, con el que quedó el sábado en el hall del hotel. Tras el primer encuentro, ambos acordaron volver a verse esa misma noche. El joven le propuso a un amigo suyo, con el que estaba de fiesta, si quería acompañarle a la habitación de unas turistas a las que había conocido y él aceptó.

El joven se entretuvo revolviendo la habitación porque tenía localizadas a las dos turistas, puesto que intercambiaba mensajes con la chica, con el pretexto de que intentaría coincidir con ella en alguna discoteca. Ya con el botín, se fue del hotel y dejó a su amigo durmiendo en la habitación.

INVESTIGACIÓN ABIERTA

Los Mossos todavía investigan cómo pudieron acceder a la habitación sin estar hospedados. Este mediodía el cuerpo de la policía autonómica ha detenido al ladrón, de 27 años, nacionalidad española y vecino de Esplugues de Llobregat.