Un vigilante de seguridad evitó lo que podría haber sido una desgracia el pasado domingo en la feria de Santa Llúcia de Barcelona. Diversos feriantes alertaron que una persona estaba paseando por el recinto con un arma, que exhibía junto a su munición. Fue entonces cuando uno de los miembros del servicio de vigilancia detectó al individuo, y no dudó en abalanzarse sobre él. Lo desarmó, le puso los grilletes y lo retuvo junto al resto de sus compañeros hasta que llegaron los Mossos d'Esquadra. 

El arma resultó ser una pistola de color gris y negro y la persona, de nacionalidad rumana y de 52 años, fue detenida por la policía catalana ante el riesgo que podría llegar a generar. 

Hombre armado en la fira de Santa Llúcia
Hombre armado en la fira de Santa Llúcia 

BALAS REALES

En el registro, el hombre de nacionalidad rumana llevaba el revólver, que más tarde se comprobó que era simulado, y diversa munición real. La persona fue detenida por un delito por desórdenes públicos. 

Este fin de semana la policía catalana, justamente, realizó un macrooperativo contra el tráfico de armas​ y de drogas. La investigación, que empezó hace más de un año, sigue abierta y bajo secreto de sumario, por lo que no se conocen más detalles hasta que el juez levante el secreto de sumario, han informado las mismas fuentes.