Un hombre que dormía en la estación de Catalunya de la línea 1 del metro ha mordido la medianoche del viernes al sábado a un vigilante del metro. Los hechos han tenido lugar cuando dos guardias se han acercado a la persona para que se fuera de las instalaciones y éste ha reaccionado con violencia, explican fuentes del Sindicato Profesional de Seguridad Privada (SPS).

El altercado ha pasado a las 00.10 horas junto a la vía 1 de la línea roja de la parada de Catalunya. Cuando el hombre ha sido despertado ha reaccionado lanzando amenazas contra los dos vigilantes. El presunto agresor, ha intentado morder a uno de los guardias en la pierna, pero el otro vigilante le ha apartado y ha recibido un mordisco en el dedo meñique, añaden desde el sindicato.

DEDO HINCHADO CON SANGRE

Los vigilantes aseguran que la persona, "que no parecía un sin techo", ha actuado con mucha violencia. El vigilante llevaba guantes, pero ni así se ha librado de que le saliera sangre. Fuentes de SPS aseguran que el guardia tiene el dedo muy hinchado y que no lo puede mover.

El dedo del vigilante tras la mordedura.
El dedo del vigilante tras la mordedura.

El personal de seguridad, que pertenece a la empresa Prosegur, ha llamado a los Mossos d'Esquadra que se han llevado detenido al agresor, según la versión de los vigilantes. Al cierre de esta edición, la policía autonómica no había facilitado información sobre el caso a este medio.

EPISODIOS VIOLENTOS HABITUALES

Los episodios violentos en el metro en los que los vigilantes son agredidos o agreden son habituales. Este viernes, por ejemplo, un guardia sufrió una lesión de tobillo mientras forcejeaba con un usuario.

Un día antes, el jueves, el diputado de ERC, Ruben Wagensberg, colgó un vídeo en las redes en el que se puede ver cómo un vigilante empuja de muy malas maneras a un hombre contra la pared mientras le insta a marcharse de las instalaciones. Fuentes de TMB aseguraron que la persona agredida es, presuntamente, un carterista habitual y que antes del forcejeo hubo un diálogo.