ARCHIVADO EN:

La policía de Londres ha empezado la semana con mal pie. A primera hora de la mañana ha recibido un aviso de que un ciudadano se encontraba escalando un rascacielos de la capital inglesa. Según ha adelantado el Daily Mail, varios testigos enloquecieron al ver como un individuo escalaba un edificio de 310 metros de altura y 95 pisos, llamado The Shard, el más alto de Londres. 

Pocos minutos después de la llamada la policía se ha personado en el lugar de los hechos y ha hecho lo necesario por ayudar al hombre. Los agentes han logrado ponerlo a salvo, y para sorpresa de muchos han decidido no detenerlo. Todos los medios de Londres y las redes sociales se han hecho eco de la noticia, también ha generado polémica el hecho de que el escalador lograra esquivar la seguridad de uno de los edificios británicos más populares. 

 

 

UN EDIFICIO MUY DESEADO

No es el primer escalador que se interesa por el emblemático edificio. En 2017 el youtuber CassOnline subió desde la plataforma de observación a la cima del edificio. En 2013 cuatro activistas de Greenpeace también escalaron el edificio como medida de protesta contra las perforaciones petroleras en el Ártico.